chiringuitos del sol playa en invierno relax, cura antiestres en la zenia

The beach: natural remedy for stress

If you are one of those who can’t keep up with the frantic pace of large cities, who wakes up wondering when they’ll be able to go back to bed or who gets home after an exhausting day looking like a character from The Walking Dead, we have the best remedy for you: a quick trip to the beach.

Facts don’t lie. Being close to the sea reduces cortisol levels, a hormone released in response to stress, and this is good enough a reason for you to love the beach even more.  Find out the reasons why the beach is the best natural remedy for your problems:

 

  • It gets rid of stress. Salt water and sea breeze increase the levels of the so-called happy hormones. Whether you enjoy going for a walk on your own or you prefer spending your Sunday with the family, a quick trip to the beach will be just right.
  • It makes creativity flow. If you have spent weeks wondering how to make that project move forward, take a quick trip to the beach, your brain will relax and you’ll be able to concentrate much better. The sound of the waves will help you make up your mind and see everything crystal clear.
  • It helps you breathe better. The level of humidity of the sea breeze acts like an iodine spray which is great to regulate the thyroid gland. Can you think of a better remedy to combat typical autumn colds?

 

If that’s not enough, we have the perfect cocktail for you to get a good rest: enjoy the beach with a beer and some tapas with your loved ones at Chiringuitos del Sol. If you feel you can’t leave your daily routine behind, come and visit us and we’ll take care of the rest.  So, don’t forget that if you’re stressed out, it’s because you want to…

 

¿Te gusta correr por la playa? Te explicamos pros y contras

Aquellos a los que les apasiona la tranquilidad de la playa, escuchar el sonido de las olas y evadirse mirando al horizonte, están de suerte. La temporada otoñal en la playa da comienzo y, con ella, la posibilidad de disfrutar de pequeños grandes placeres sin calor ni mucha gente. Uno de ellos es el de correr por la arena sin necesidad de sentirte el protagonista de una película de acción en la que ha de esquivar a cualquiera que se cruce en su camino. Pero, ¿verdaderamente es bueno correr por la arena?

 

Trasladar tu entrenamiento a tu playa favorita puede ser una gran elección. Caminar por la arena resulta realmente beneficioso para estimular la circulación del flujo sanguíneo, quemar calorías y fortalecer tus músculos. ¿Ocurre lo mismo cuando corremos? Lo cierto es que se trata de una actividad en la que intensidad y resistencia son protagonistas. Al hundir los pies en la arena, obligamos al cuerpo a trabajar a un nivel más alto. La humedad de la playa, las bajas presiones así como la temperatura ayuda a que nuestro organismo sea capaz de recibir mayor cantidad de oxígeno, mejorando la respiración. ¿Y qué dices del poder terapéutico y relajante que produce el sonido de las olas?

 

Sin embargo, correr por la arena también tiene sus contras. Al tratarse de un terreno irregular e inclinado, el cuerpo está obligado a moverse de forma asimétrica provocando un mayor riesgo de lesión. Éste se verá incrementado en aquellos que hayan sufrido algún tipo de accidente con anterioridad.

 

Por último, te recomendamos correr con zapatillas y por la arena húmeda que resulta más firme, mantener una buena hidratación durante la práctica y proteger tu piel con protección solar. El incentivo extra de terminar tu entrenamiento con un buen chapuzón puede ser tu mejor motivación. ¿Estás listo?